Skip to content

Proyectos, pasiones y sueños

1 abril 2017
15865_10152482109408947_4126079837355724594_n

Edgar Allan Poe – Ligeia.

Admiro profundamente la gente que puede enfocarse en una sola causa toda su vida, sea para trabajar por inercia en un cubículo de 2×2 hasta pensionarse (utopía hoy en Colombia) o sea para trabajar en lo que le apasiona, quizás sabiendo llevar las apariencias de darse uno que otro gustico, sin involucrarse demasiado.

La admiro, más no la envidio.

Puedo decir a mis 27 años que me he involucrado en diversas causas… He dado talleres en diferentes lugares del país, he viajado con diversos fines por algunos hermosos lugares de nuestra geografía. No, no me he graduado aún como bióloga, pero siendo sincera y aún con las oportunidades que he perdido por cuenta de ello, debo decir que tampoco me avergüenza, pues cada cosa ha sucedido en su tiempo. El tiempo de ser bióloga titulada está cerca.

Hoy acepto, entiendo y asumo que mi felicidad no va en mi proyecto individual, en buscar mi propia estabilidad económica, académica y laboral, mi felicidad va en crear un poco cada día, en soñar y trabajar día a día por los diversos sueños, en vivir no por una sino por varias causas. Mi felicidad como madre no es la felicidad egocéntrica de transmitir mis genes a otra generación (aunque ello tenga su base biológica claramente comprensible), mi felicidad como madre es poder dar cuando amor pueda darle a ese ser que acompaña mis días, en aprender día a día con ella, en aprender poco a poco a lidiar en modo zen y a veces no tan zen con las críticas, en aceptarme humana con errores pero con la firme convicción de criar en el amor y respeto a mi hija, de aceptarlos y pedirle perdón cuando los cometo. Quizás no haya acto más revolucionario que dar amor, ayudar al otro y compartir, en un mundo basado principalmente en las lógicas del egoísmo, el odio y la competencia.

Hace tiempo decía, quizás en este mismo blog, que los cementerios están llenos de valientes… Dando por sentado que no tenía mucho sentido perder la vida por una causa. Hoy entiendo que las fuerzas encargadas de mantener y restablecer los sistemas son poderosas, y el simple hecho de que una persona se involucre un poco por una causa, la hace blanco visible. ¿Y para qué vivimos, acaso? ¿es la felicidad buscar tan solo nuestra propia satisfacción, o es la felicidad trabajar día a día por un mundo mejor para todos? si en esa búsqueda llegara la muerte, si en esa búsqueda el mensaje ha llegado a al menos una persona, el paso sobre esta tierra ha valido la pena (con todo y lo mucho que la jodemos, además).

Es difícil explicarle al mundo que te exige que te enfoques, que hagas una sola cosa, que siente que todo lo demás es pérdida de tiempo, que esos otros proyectos en los que también inviertes tu vida y energía te ayudan a ayudar a otros y a mantenerte con vida. Hoy con la “titulitis” pareciéramos creerle solo a quien dice algo porque ostenta un título, cuando hay gente sin títulos que estudia un tema con rigurosidad y dedicación, así como hay gente con títulos que los obtiene por medio del plagio, la copia y la suplantación. También estamos en una era de gurúes, de impostores que dicen saber todo de algo que nunca han estudiado a fondo, gente que gana millones por decirle al triste que si sigue triste solo va a atraer tristeza. Es difícil saber quién te entrega información que ha estudiado con honestidad, rigurosidad y dedicación, lamentablemente.

Como madres lo vemos todo el tiempo: médicos titulados que critican la lactancia nocturna o la lactancia a libre demanda porque fueron educados con los prejuicios de sus profesores más no se tomaron la molestia de investigar lo que indica la evidencia científica actual, psicólogos que indican que colechar (cuando no se consumen drogas ni alcohol ni cigarrillo y no hay riesgo de abuso) es malo psicológicamente para los bebés. También se ven los falsos gurúes que venden millones con la autoayuda, la PNL entre otros.

Yo he llegado a la conclusión de que no quiero hacer millones con las causas a las que dedique mi energía, quizás sí en algunos casos obtener lo justo para tener una vida tranquila y sencilla. No quiero entrar en la lógica de quien estudia mucho para ganar mucho y consumir mucho (muchos de mi generación creen que porque no tienen casa o carro no consumen, aunque simplemente han cambiado objetos de consumo por algunos que incluso contaminan más), no en este mundo que estamos consumiendo aceleradamente. Quiero estudiar porque me gusta, y quizás para obtener lo necesario para esa vida tranquila y darle un empujón a algunas ideas.

Maternidad y feminismo: mi experiencia como madre me ha invitado a reconstruir ambos conceptos, he leído, sentido e investigado (revisado, para ser más precisa) sobre este tema, aún tengo mucho por aprender. Es un tema que he tocado en este blog en diversas ocasiones, y aún faltan muchos detalles por conversar. He entendido que el respeto y el amor como humanos se siembra como semilla desde la gestación, he entendido la importancia de un parto respetado, fisiológico, así como la importancia de una crianza amorosa y con una figura maternante y apego seguro. He entendido la importancia de educar sin imponer roles de género, de enseñar por igual hombres y mujeres (sí, lo sé, aún es difícil salirse de esa dicotomía) a desenvolverse en actividades de la vida diaria (tanto hombres como mujeres deberíamos saber cocinar y limpiar, por ejemplo), entendiendo las presiones que la sociedad ejerce en temas de género desde los primeros años (niños: no llorar, niñas: ser dóciles, por poner solo un ejemplo).

Educación: desde la primera infancia, desde los primeros meses de vida los padres son persuadidos -cuando no es que forma parte de su convicción- para ejercer una crianza no respetuosa, autoritaria, basada en la violencia, la obediencia y el servilismo, el egoísmo, la competencia, la no expresión de las emociones afectivas, la domesticación o amanzamiento y la dependencia. Con un grupo de padres -sobre todo madres- hemos emprendido hace poco más de un mes el proyecto de tener nuestra escuela libre, teniendo como norte una educación que no fomente las prácticas nocivas ya mencionadas (sino sus contrarios), pero también que fomente la creatividad, el respeto a la vida, el respeto en general, el amor, la ayuda mutua, la solidaridad, el pensamiento crítico, entre otros.

(Agro) Ecología, bichos y derecho ambiental: Estas son mis pasiones profesionales, las que espero permitan aprender y aportar a la ciencia y sociedad más pronto que tarde, estos temas, de trasfondo además político, son bases fuertes para cambiar nuestro estilo de vida. Hay muchas comunidades y académicos trabajando en este tema, muchos también en condiciones adversas por cuenta del desarrollismo y la violencia.

Buen vivir: Mi proyecto de vida, enlazando lo anterior, buscando la felicidad, la simplicidad voluntaria, seguir disfrutando compartir, que en el fondo es la base de todo, compartir conocimientos, amor, experiencias… Sembrar (soñar es un buen principio, pero para cosechar es preciso sembrar).

Quiero a través de todo esto también poder compartir con mi pequeña una forma diferente de habitar el mundo, aunque se bien que es algo que vale la pena proyectar en colectivo y así sueño que sea. Al final quizás todo se resume en esto. Entiendo también que en la base de todo debe existir un proceso personal de cambio profundo, de sanar lo que sea necesario, de amar y construir, lo he empezado y estoy dispuesta a continuar con él.

Hoy quiero agradecer nuevamente cada lágrima, cada tristeza, cada beso, cada alegría, cada decepción, cada vez que me he derrumbado y he debido reconstruirme.

Bien lo canta Mercedes Sosa:

“Gracias doy a la desgracia
Y a la mano con puñal,
Porque me mató tan mal,
Y seguí cantando”.

María Elena Walsh.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: