Skip to content

Machismo A Otro Nivel

1 junio 2016

paulina-vega-a-otro-nivel-1

Hace poco, por cosas de la vida, tuve el infortunio de toparme con varios fragmentos de capítulos del nuevo esperpento de Canal Caracol: A otro nivel, un reality donde pueden poner a cantar una canción de Queen a ritmo de vallenato o salsa.

Pero lo que más repulsión me generó no fue eso, sino esa morbosidad disfrazada de galantería del presentador Silvestre Dangond a la presentadora Paulina Vega, él “cantante” y ella reina de belleza.

Sabemos que Silvestre Dangond es amigo de la polémica, que se besó con otro cantante, que tocó los genitales de un niño en un concierto, que ha salido en publicidad con camuflado y armas, entre otras cosas, que al colombiano de a pie parecen no importarle. Pero aún así no deja de llamar la atención la forma en que se convierte a la mujer (que antes que modelo es mujer) en objeto para el disfrute de otros. Paulina Vega en el programa es algo así como la barbie de tv que sale bastante ligera de ropa a decir y hacer tonterías y fingir una risita condescendiente ante las estupideces que dice el monigote Dangond: halagos como “estás Wow” y su mirada desvestidora no solo provocan náuseas sino que reflejan la falta de intelecto del sujeto.

Es una lástima que el papel de las modelos entre en esa decadencia en Colombia, después de tener representantes como Carolina Gómez o Margarita Rosa de Francisco que han sabido estar a la altura mostrando que son mujeres inteligentes además de bellas (digo después porque fueron reinas hace rato, pero siguen vigentes en programas y otros medios). En Brasil está la supermodelo Giselle Bündchen que además de madre es defensora de la lactancia materna, del parto humanizado, del porteo entre otras perlas menos comunes en la farándula.

Ojalá que la tv Colombiana entienda que más que mujeres bonitas necesitamos mujeres que usen su cerebro, que las mujeres no somos un objeto que nuestros congéneres hombres puedan morbosear en la calle o en la tv, y que el hecho de que eso pase en tv ayuda a que socialmente se vea como algo aceptable que puede pasar también en las calles.

Creo que debemos dejar de ser complacientes con los programas de farándula en que las chicas morbosean jugadores de fútbol, los concursos de cola y busto en franja familiar, y el más frecuente machismo evidenciado en conductas morbosas hacia las mujeres, entre otros. Los medios son el primer paso para normalizar conductas (aunque nos hagan creer que lo hacen porque a la gente le gusta, es al revés, son ellos los que lo imponen desde la publicidad directa o indirecta). Que hoy sea Paulina Vega en la tv y nos parezca normal no ayuda a que mañana no sea otra Rosa Elvira Cely en el parque, o miles, que no se denuncian o que no se toman en cuenta.

Ahora, si a Paulina Vega le gusta definitivamente la ropa con la que sale a presentar en TV, pues también está en su derecho a lucirla sin que sea morboseada por los mismos presentadores.

Aquí pueden ver un capítulo que ejemplifica lo que digo, y aquí otro.

silvestre-dangond-cara-1

 

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: