Skip to content

Una revolución necesaria

7 mayo 2012

Es triste cuando uno se siente impotente, cuando lees las noticias y vez todo eso que está mal, y se siente uno indignado, pero en este planeta pareciera que los únicos que se indignan son aquellos que protestan de manera violenta (y las pocas protestas pacíficas que ocurren las saben opacar los medios de comunicación).

.
Vivimos en la cultura del odio, del egoísmo, todo el mundo habla de amor y felicidad pero solo se habla de amor y felicidad a si mismos, vivimos de pajaritos pintados, porque los reales -al igual que millones de otras especies- los matamos a diario, presenciamos impotentes la masacre cotidiana y hasta la financiamos y disfrutamos.

.

Vemos como se aprueban a diario leyes injustas, que atentan contra nuestro entorno y contra nosotros mismos, pero lo único que aprendimos a hacer fue odiar, nos lo demuestra así nuestra propia decadencia: niños que se matan entre ellos, ¿no se suponía que esa era la edad de la inocencia?

.

Esto, todo esto, debe cambiar, debemos sembrar en el otro y en nosotros mismos la semilla del amor, una sociedad sin educación no se educa incinerando libros y calles, sino compartiendo conocimiento. Debemos dejar atrás la excusa -floja, barata- de “no tengo tiempo”, porque cada día de nuestra vida tenemos segundos valiosos para hacerlo, sin esperar algo a cambio. Una cultura de copyright de persecución a los “piratas” se combate con conocimiento libre, que pueda compartirse, y así mismo ocurre con todo, esa cultura del terrible monopolio por las semillas y alimentos se combate con nuestra propia soberanía alimentaria (valga la redundancia), compartiendo semillas, sembrando vida; la cultura de la ilegalidad se combate siendo honestos, sinceros, y la cultura de irrespeto por al vida no se combate matando, sino viviendo y respetando la vida de los demás organismos.

.

Yo no creo que para construir algo nuevo en esta existencia tengamos que destruir todo lo que falla hoy día con violencia, por el contrario, la violencia es el principal alimento de nuestros sistemas represores, es su mayor excusa para “protegernos” de nosotros mismos, pero sí hay algo que debemos destruir cuando antes: El odio.

.

Tal vez suene a cultura hippie reciclada (o incluso algo previo a esta), tal vez lo sea, pero formamos parte de un todo en el universo, todo el daño que hacemos es de manera directa e indirecta un daño a nosotros mismos, debemos aprender a compartir, a sonreír, y a amarnos entre todos con el corazón desnudo, si todos lo hacemos, nadie saldrá lastimado.

.

Únase a esta revolución de amor, no necesitamos símbolos, ni lemas, simplemente cambiar.

.

Creo que esta canción es el complemento perfecto de este escrito:

2 comentarios leave one →
  1. vlados permalink
    9 mayo 2012 6:14 pm

    hola mi nombre vlados me parece muy vien que otras personas ademas de la que damos al lucha diaria tambien se concientisen del problema el el cual todos estamos . y tambien que entre todos unificando nuestras fuerzas podamos cambiar este mundo pero me gustaria saber como se puede contribuir ademas de la lucha diaria del buen vivir y compartir amor y paz, tambien me gustaria saber que puedo hacer .?’??’? y por cierto exelente cancion
    vladdos7@hotmail.com

    vlados (RESPUESTA)

    Creo que hay que empezar por uno, desde que usted esté en paz y amor consigo mismo puede brindar eso a los demás, y hacerlo siempre, sin miedo.

    Saludos!

Trackbacks

  1. Por una cabeza… « $UJETATE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: