Skip to content

ESMAD violando DIH? UdeA

14 mayo 2011

12 de mayo de 2011.

Todo empezó como suelen empezar las protestas en la Universidad de Antioquia, una concentración de estudiantes en la plazoleta Barrientos, una que otra “papa bomba”, inicialmente esporádicas, y de repente, a eso de la 1:30pm, con más frecuencia, lo cuál propició el ingreso de agentes del escuadrón antidisturbios de la policía (ESMAD), quienes tienen permitido el ingreso a las universidades públicas desde el gobierno de el ex-presidente Álvaro Uribe (y en particular, en nuestro departamento, con el apoyo del actual gobernador, Luis Alfredo Ramos, actualmente investigado por parapolítica).

Cortesía periódico De La URBE (Ed 52)

En medio de los estallidos, el ESMAD ingresó a la universidad por varias porterías disparando gases lacrimógenos mezclados con gas pimienta, lo cuál obligó a salir de la universidad a casi todos los estudiantes y trabajadores que allí se encontraban, incluyéndome.

Las protestas se iniciaron a luego de la realización de un “pupitrazo” convocado por la asamblea general de estudiantes, contra el PND, la militarización de las universidades públicas y la reforma a la ley 30. Dado que yo tenía clase a las 2pm y teníamos conocimeinto de la actividad programada, decidimos vernos en el jardín botánico y recibir clase allí en caso de disturbios, así que me dirigí a dicho lugar, pero la clase fue cancelada, al regresar del jardín botánico hacia el metro, en medio de la lluvia, me encontré con una gran concentración de estudiantes, algunos en la estación del metro, otros en el parque de los deseos y otros -diría yo que la mayoría-, entre el parque explora y la vía que corre por debajo del metro, camino a la estación Hospital.

El ESMAD ya se encontraba en la universidad y se observaba desde las porterías, y se dirigían tanto a pie como desde las tanquetas hacia los puntos donde estaban los estudiantes y los transeuntes.

Aunque no estoy de acuerdo con las protestas violentas, debo admitir que desde lo pacífico no se ha avanzado nada, que las opiniones de tantas y tan reconocidas personas en contra de los motivos de la protesta han sido ignoradas pro el gobierno, y que, tal y como se hizo en Urabá y como se acostumbra hacer en este país, simplemente se le ordena a los “medios de comunicación” que estigmaticen socialmente a quien protesta defendiendo sus derechos, estos, en su inmensa mayoría, cumplen la orden.

Así que me quedé por los lados del parque explora y me encontré con él, estuve observando, sin cubrir mi rostro -aunque la bufanda por la terrible gripa indicara lo contrario-, todo lo ocurrido, pensaba “esta protesta se perdió desde que el ESMAD logró desalojar a los estudiantes de la u“, ellos también lo sabían y se reían y celebraban,  pero la gran cantidad de gente que había, hasta en los balcones, parecía indicar lo contrario.

La tanqueta arrojaba potentes chorros de agua, lavando el piso y las columnas del metro -que tenían un fuerte olor a amoníaco gracias a las personas que allí viven-, luego lanzaban gases y todos corrimos, de vez en cuando intentaban detener a los que se quedaban, varias veces con éxito y los metían dentro de la tanqueta. Yo, que tenía gripa y con ello deficiencia respiratoria, podía huir con menos facilidad de los gases.

El ESMAD avanzaba, los estudiantes se defendían con piedras -que no hacían nada a la armadura protectora de los agentes ni a la tanqueta blindada-, ya no lanzaban papas, el ESMAD lanzaba gases, granadas de aturdimiento y chorros de agua por doquier, además de lanzar a los estudiantes las piedras que recogían, y seguía avanzando por debajo del metro en dirección a la estación hospital.

Luego llegó el terror: llegaron agentes del ESMAD montados en motocicletas, disparando algo que muy probablemente eran canicas. Cualquier estudiante sabe que esas canicas matan, así como ocurrió con el estudiante Oscar Salas, que murió a sus 20 años luego del impacto de una canica en su ojo. Si las canicas no te matan, al menos te dejan lesionado, no puedes seguir corriendo y eres detenido -y posiblemente desaparecido-.

Con el terror acabó la protesta, pues la mayoría de los estudiantes corrimos aterrorizados mientras sentíamos las canicas detrás de nosotros impactando en las paredes, yo, con él, pude refugiarme en lo que parecía un parqueadero, nos escondimos detrás de la entrada y pese a que no había tirado ni una sola roca pensé que era mi fin, las motos estaban justo detrás y parecíamos estar encerrados… Pero llegó la salvación, un jóven que atendía el parqueadero nos permitió entrar, nos dijo que salieramos por la otra salida y seguimos corriendo, el ESMAD con gestos, le preguntó si podían entrar, él dijo que no.

Definitivamente lo que dispararon los de las motos -y eran como 10 motos- no eran gases lacrimógenos, el impacto en la pared se escuchaba diferente, como algo pequeño y no desprendía el humo característico de los gases, no me atrevo a decir que eran balas, pues tampoco se escuchaban como tales (luego de escuchar tantas balaceras cerca a mi ex-residencia puedo identificar su sonido), sonaban como canicas, aunque por temor no me devolví al lugar a buscar evidencias de las mismas.

Me pregunto si eso no viola el derecho internacional humanitario, si en un país dónde existe derecho a la protesta disparar (canicas, al parecer) a los estudiantes es la manera de acabar con la protesta. Se que la personería acompañó a los estudiantes detenidos y heridos, pero no estoy segura de que corrieron lo suficiente para notar tal suceso que vivimos con terror.

La comunidad universitaria, haciendo uso de diferentes medios para documentar lo sucedido (obviamente en el momento más terrorífico nadie pudo grabar nada, pues estábamos corriendo), ha publicado masivamente en diversas redes sociales los diversos atropeyos por parte del ESMAD ocurridos el 12 de mayo de 2011.

Videos recomendados (además de los links en negrita en el texto):

Lista de reproducción en mi canal de Youtube sobre lo ocurrido.

Lecturas recomendadas:

De la Urbe: Nuevos choques entre estudiantes y el ESMAD en la Universidad de Antioquia

Edición 52 periódico De la Urbe

2 comentarios leave one →
  1. 15 mayo 2011 11:29 am

    Son preocupantes los abusos tan frecuentes a los que nos vemos sometidos quienes reclamamos un país diferente. Lo que es más lamentable es que este tipo de cosas son generalizadas en todo el país, y que si el ESMAD trata de esa forma a estudiantes (en pleno Metro de Medellín, en las calles, donde saben que los están grabando)no puede uno imaginarse lo que le hacen a quienes logran encerrar en las tanquetas o en el caso de Urabá que mencionaste, donde los excesos son mayores, más frecuentes y completamente impunes.

    Gracias por el texto, está muy completo y detallado. Me gustó mucho.

    Abrazo,

    Tomáz.

    Tomáz (RESPUESTA)

    Estamos totalmente de acuerdo en este comentario, y la verdad es algo lamentable, uno se pregunta dónde se esconden todos esos que deben proteger los DDHH, aunque ese día en particular la personería estuvo presente.

    Me alegra que te gustara el texto, abrazos.

  2. Jean Carlos Arbelaez permalink
    23 octubre 2013 2:06 pm

    En este caso no viola el DIH porque los encapuchados o estudiantes no son grupos armados disidentes. Creo que es incorrecto plantear la pregunta de esta manera porque en este caso se aplica el Derecho de los derechos humanos… y en mi opinión la respuesta a esta pregunta en “si”!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: