Skip to content

En voz baja o detrás de las puertas

13 abril 2011

Muchas veces he escuchado de violaciones en la Universidad de Antioquia, es un tema que, lamentablemente, anda un poco de moda por estos días, ya que al parecer un vigilante de la empresa privada de seguridad Atempi intentó violar a dos estudiantes -por separado- en dos baños de la universidad.

Tal vez antes de que se pusiera de moda el tema de la TIP, ó de la posible privatización de las universidades públicas gracias a la ley 30, el rumor de violaciones corría en los pasillos en voz baja, y con asombro veía como, públicamente, la universidad no decía NADA.

Y es que en la UdeA hasta los mismos estudiantes parecían ignorar el tema, de vez en cuando se denunciaba en la asamblea y ya, no pasaba de ahí… Ó tal vez, como sucedía en no pocas ocasiones, los problemas se los achacaban a los visitantes de la universidad ¿Será que solo los visitantes de la universidad estaban en capacidad de violar a una mujer, ó a varias?

Los baños de mujeres resultan ante este tema la posibilidad de “contar el cuento” de manera anónima, porque es así, anónimamente, como muchas mujeres viven este ultraje, este maltrato, este atentado contra su dignidad, la violación:

Escritos sobre violaciones - Baño del bloque 5 UdeA

Escritos sobre violaciones - Baño del bloque 5 UdeA

Con terror, con dolor, con rabia, con impotencia he visto como los mensajes e este baño han aumentado con el tiempo, ante denuncias de nuevos lugares donde estan violando mujeres, estudiantes… Como mujer me indigna, me enoja, pensar que luego de tantos logros a la mujer se le siga forzando a tener sexo en contra de su voluntad, de su libre elección, que se vulnere y maltrate su cuerpo y con ello sus derechos como persona.

Muchos violadores siguen por ahí rondando, impunes, y tal vez ese caso reciente sobre la empresa Atempi si pague las consecuencias, porque portaba un uniforme que le permitió distinguirlo de los demás (y su uniforme a su vez hace más grave el asunto, se supone que debería brindarnos seguridad), pero y aquellos que no portan uniforme, ¿qué ocurre con esos?

Los letreros siguen, con ó sin TIP, las mujeres de la Universidad de Antioquia siguen siendo violadas, poco se dice al respecto, poco se hace al respecto… No quiero ni imaginar el inmenso daño psicológico que causa una violación en una mujer, y ellas deben seguir sus vidas cargando con ese dolor, ese daño.

Desde aquí me gustaría hacer un llamado a que se rompa el anonimato, a que esos letreros salgan del baño, del rumor de pasillo, a la luz pública, a que se denuncie, si es preciso, se describa el rostro de el ó los que han violado mujeres en la universidad, me niego a pensar que algo tan grave se olvide mientras sigue sucediendo…

Para eso, es necesario que la universidad y el estado ofrezcan tanto seguridad como asesoría psicológica a estas mujeres (la última ya se ofrece, pero la primera queda lamentablemente en duda) y a las demás, que se nos garantice la tranquilidad y seguridad al recorrer los pasillos de nuestra Alma mater, de poder entrar a un baño sin el temor de que, en cualquier momento, alguien nos puede violar.

Nota: muchas mujeres de la UdeA denuncian también las miradas “morbosas” de muchos agentes del escuadrón anti-motines de la policía (ESMAD) que permanecen todo el tiempo en varias porterías de la universidad, y se sienten especialmente observadas cuando cruzan el “puente de Barranquilla” en falda, pues las miran desde abajo.

3 comentarios leave one →
  1. 13 abril 2011 11:39 am

    Es lamentable que este tipo de denuncias crezcan, especialmente porque no es la primera vez que Atempi tiene líos por estos mismos asuntos en la Universidad de Antioquia. Con razón no molestan tanto por la TIP a las mujeres bonitas…

    Un abrazo,

    Tomáz.

    Tomáz (RESPUESTA)

    Yo creo que la cosa no se debe limitar a lo que pasó con Atempi, es muy preocupante que los mismos estudiantes violen a las mujeres.

    Abrazos!

  2. 13 abril 2011 11:40 am

    Y la foto está brutal. Qué contundencia.

    Tomáz (RESPUESTA)

    Gracias! Y sabes con que cámara fue… 🙂

    Te cuento que el día que tomé esa foto boté la monedera con el pasaje, y que existe la posibilidad de que fuese robada mientras tomaba la foto.

  3. 16 abril 2011 12:00 pm

    Un concejo que les doy no sólo a las mujeres que estudian en la U de A , es que no le den PAPAYA a esos enfermos deprabados, que vallan al baño acompañadas de alguien, por que desafortunadamente tenemos que pagar los impuestos, tenemos que pagar los semestres, tenemos que pagar por la comida, tenemos que pagar un pasaje… Pero los violadores aún siendo reconocidos NO pagan por sus culpas.
    En cuanto a las mujeres con falda, sino quieren ser ” GATEADAS ” cuando cruzan el puente, simplemente que NO usen falda. ( Que dejen de ser tan prejuiciosas ).

    Luzdarypl (RESPUESTA)

    Yo estoy mitad de acuerdo y mitad en desacuerdo con tu comentario, es cierto que hay que ser precavido y como dices, no dar papaya, pero a la vez es cierto que esa no puede ser la única respuesta a los constantes ultrajes a la mujer, la solución al machismo no es sumisión.

    Gracias por tu comentario! Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: