Skip to content

Pensamientos sueltos

6 febrero 2011

1.

Primero salió en diversos medios el primer video, un comercial de Coca-Cola con estadísticas bastante dudosas para “demostrarnos” que este mundo es una maravilla y que esas estadísticas que muestran son razones para creer en él. El comercial termina, como es de esperarse, con la “mayor razón para creer en el mundo”: Que la gente comparte Coca-Cola.

Se conectan muchas cosas que poco ó nada tienen que ver, porque la idea es mostrar que “lo bueno” es más que “lo malo”.

Yo soy partidaria de ver las cosas buenas, por ejemplo, de ver más allá del recrudecimiento actual de la violencia en zonas periféricas de Medellín y ver también esa gente que día a día se esfuerza por cambiar las cosas… Pero, definitivamente, una cosa es ver lo bueno y lo malo, así, sin disfraces, pasar por la difícil etapa de la aceptación y tratar de mejorar las cosas, y otra cosa es obstinarse en ignorar los problemas, pintar estadísticas falaces, taparse los ojos y decir que todo esta bien.

Eso último es algo bien común en Colombia, en especial en Medellín: Entonces “En Colombia, los buenos somos más”, “Medellín imparable ¿impotente?“, “Colombia, el riesgo es que te quieras quedar”… Bacrim es la manera en que muchos se refieren a las llamadas Bandas Criminales (En su mayoría desmovilizados de las autodefensas) para que no suene “tan feo”.

Somos el segundo país más feliz del mundo pese a la inmensa desigualdad (lo más paradójico es que la gente con menos oportunidades y dinero es la que más feliz vive), y esa felicidad es también un negocio para muchos favorecidos por la desigualdad: “Un empleado feliz trabaja más y se queja menos, se le puede explotar más”.

Hace poco me llegó un correo cuyo asunto decía “DEJEMOS LA MENTALIDAD DE POBRE” y tenía enlace a el siguiente video:

Y sí, estoy de acuerdo con muchas cosas que él dice, pero por más riqueza humana que tenga nuestro país, me es difícil ignorar a la señora que al bajar las escalas del metro en hospital, suplica que le den comida, y la señora 10 pasos después, y el señor 5 pasos después… La riqueza humana de Colombia beneficia de maravilla a las agencias de turismo, políticos, diversos empresarios, etc. Pero pocas veces al ciudadano “de a pie”, basta con recordar mi post anterior y pensar cuanto ganó el Éxito en publicidad con la Teletón y a cuantas familias aún no les llega ni un poco de ayuda.

2.

En el segundo video, la parodia que hace INTERNAUTISMO CRÓNICO al comercial de Coca-Cola, podemos ver que menciona algo sobre los sindicalistas, creí que era un sinsentido así como el comercial original, pero luego supe esto que les comparto: http://killercoke.org/

Es decir, existen muchas evidencias que indican que Coca-Cola ha mandado a secuestrar y matar sindicalistas y familiares. Confieso que muchas veces he evitado tomar Coca-Cola, a la cual llamo cariñosamente “venenito” porque en mi carrera me he enterado de variado perjuicio que causa a la salud -también Dasani y otras aguas de grifo-… Pero nunca lo había hecho por lo que muestra Killer Coke, quedé aterrorizada.

Pero volviendo al primer punto ¡Olvidemos todo eso y seamos felices!, ya estamos acostumbrados a olvidar, ¿no?

3.

En enero de este año viajé a Ibague gracias a una invitación de un libanuno, un necesario retiro de la ciudad, un necesario tiempo para pensar, disfrutar de la naturaleza y de agradable compañía -en especial de dos panterinos, un “gringo” y gaia, quienes me adoptaron por un tiempo-… Hasta dar un taller de blogs en una empresa bien interesante, es la primera que veo que en lugar de usar sistema operativo windows, le apuestan a lo libre.

Este contacto con la naturaleza fue algo que me dejó un sinsabor en clase de antropología, cuando el profesor decía que la idea del desarrollo sostenible era contradictoria en nuestro contexto, y es que muchos aún se preguntan: ¿para qué cuidar el planeta?

(les quedo debiendo las fotos, que espero subir a flickr)

5.

En el tema de lo libre, sigue siendo lamentable el “matrimonio nacional” con windows y otros gigantes, gastamos millones de pesos de educación en licencias, ¿Hasta cuando?

6.

Felicitaciones a todos los ciudadanos egipcios, no solo estan haciendo historia, le están dando un gran ejemplo al mundo!

7.

Nos seguimos contradiciendo: Armamos todo un drama porque los policías mataron y torturaron a una perrita, porque fueron en contra de su dignidad animal (y ya había hablado de esto en el post sobre la cacería del hipopótamo de Pablo Escobar), pero cuando al hombre, que es un animal más en la naturaleza, se le tortura, se le mata, ó se le falta a su dignidad, somos indiferentes y en el peor de los casos, nos burlamos de ello.

Esto último fue bastante evidente esta semana, cuando salió el video de “Doña Gloria, la llorona del metro cable”: Una señora que durante el viaje en el cable aéreo del metro de Medellín tuvo pánico (tal vez claustrofobia, tal vez miedo a las alturas, ó ambas) y esto desencadenó una gran cantidad de expresiones soeces de parte de la atemorizada señora.

Me pregunto si quien grabó el video pensó en la dignidad de ella, si tuvo autorización para subirlo a youtube -tengo entendido que si doña Gloria tuviese acceso a un abogado perfectamente podría demandar a quien subió el video y a quienes han hecho parodia del mismo-.

¿Será que a doña Gloria le hace falta caminar en 4 patas para despertar esa solidaridad ambigua de los colombianos?

*Nota: la utora de este blog aclara que el hecho de que considere contradictorio lo ocurrido no quiere decir que le sea indiferente lo ocurrido con la perrita. También considera que la ley del talión no debe aplicarse con los policías (ni con nada). Y ante la posibilidad de que el video de Doña Gloria sea actuación de dicha señora, el tema de la dignidad humana y lo que se ha hecho a partir de ese video debería cuestionarnos un poco.

2 comentarios leave one →
  1. 6 febrero 2011 2:20 pm

    Estos post’s multitemáticos tuyos dejan un montón de cosas para seguir pensando, aunque queda uno como iniciado en cada tema. En este caso estoy muy de acuerdo con lo que expones acerca de Coca-Cola, me hace recordar un post que hice hace tiempo, cuando la página de El Espectador estaba completamente decorada con publicidad de esa empresa: ¿cómo espera uno que salga información relevante, además de falacias cursis?

    Por lo demás, me alegro por ti, de que estés aprendiendo y cambiando tu mundo.

    Un abrazo,

    Tomáz.

    Tomáz (RESPUESTA)

    Don Tomáz, me alegra que diga eso, pues satisface el propósito del post, la idea es que quedemos con ganas de más, preguntarnos cosas y buscar información sobre los diversos tópicos. Recuerdo tu post y es cierto, aunque también hay que comprender que el alimento de muchos medios es lo que ganan con la publicidad.

    Abrazos y besos! 🙂

Trackbacks

  1. Articulo Indexado en la Blogosfera de Sysmaya

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: