Skip to content

ROUGE

5 junio 2008

Rouge el día que te ví,

ese día que te besé y quité de tus labios

el color rojo de tu labial.

Rouge el color de tu cuerpo al besarte…

Rouge la angustia de no volver a tenerte,

rojos mis ojos luego de llorar por tu ausencia,

rojo mi llanto…

Rouge las ansias de que estés aquí de nuevo,

y quitar, otra vez, el rojo labial de tu boca.

Rouge la sangre de mis venas

que correría por la tierra una y otra vez

solo por tí.

sexy lips

Mmm, esto está medio loco si tenemos en cuenta que lo hice ¡yo! …Queda muy claro que el rojo es uno de mis colores favoritos, y el blanco, y el azul, y el negro… Jejeje, en cuanto a los labios, no sabe no responde. No, mentiras, haré una pequeña confesión, esto si fue inspirado por alguien, alguien que “conocí” hace ya casi tres años, y que hace casi dos años y medio no le veo, la misma persona que leyó aquel poema sobre Alfonsina Storni, no se si lamentable o afortunadamente nunca mas le volví a ver, no se si lamentable o afortunadamente nunca tuve algo con ella diferente a un trato formal.

5 comentarios leave one →
  1. 5 junio 2008 3:26 am

    mmm. está genial el poema, y raro el relato. ¿qué tanto te conozco?

  2. 5 junio 2008 3:33 am

    akenaton si a ti te parece raro… no te alcanzas a imaginar como me parece de raro a mi, gracias, quien quita que algun dia lo incluya en uno de mis capitulos de nuncaserasuficiente jejeje😉

  3. 17 agosto 2008 10:35 am

    que no te vuelva a pasar…. siempre se debe llegar al límite, digo yo

    gerente (RESPUESTA)
    es cierto, pero cuando la imaginación juega un papel muy lejano de la realidad, puede ser acoso sexual llegar al límite😉

  4. 22 febrero 2013 1:17 am

    Reblogged this on $UJETATE and commented:

    Hay días en que vale la pena beber los buenos recuerdos como se bebe un buen vino, hay días en que la mente se llena de extraña nostalgia, y navega por el universo de la memoria…

    Memoria, memoria es eso que dicen que se borra, pero, creo yo, solo se borra cuando hay disposición para el olvido.

    Esta entrada bien podría ser un canto de alegría a los sueños que se materializan y se hacen carne, y hueso, y palpitan. Hoy, en la memoria, un clavel, coincidencialmente rojo, un viernes, también rojo, hoy, en la memoria, la utopía que dejó de ser utopía una tarde, hoy, esta noche, en la memoria, la suavidad de sus labios.

Trackbacks

  1. VII « Nunca Será Suficiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: